top of page

Combate el estrés y ansiedad de forma natural.

El estrés y la ansiedad son experiencias comunes para la mayoría de las personas. El estrés es la forma en que nuestro cerebro y el cuerpo responden a un desafío o exigencia. Cuando llegamos a este límite, el cuerpo libera hormonas que inmediatamente se ponen alerta y listas para actuar, esto a su vez pueden elevar la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los niveles de azúcar en sangre.

De hecho, el 70 por ciento de los adultos dice sufrir de estrés o ansiedad todos los días. El estrés constante puede derivar en síntomas perjudiciales para la salud, como constante dolor de cabeza, depresión, irritabilidad, insomnio, fatiga crónica y un largo etcétera.

Hay muchas maneras de ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad de forma natural. Algunas de ellas son:

  • Mantenerte activo. El ejercicio es una de las cosas más importantes que puedes hacer para combatir el estrés. Las personas que se ejercitan regularmente tienen menos probabilidad de experimentar ansiedad, esto porque ayuda contra la hormona del estrés, mejor conocida como el cortisol; también ayuda a liberar endorfinas que mejoran el estado de ánimo. El ejercicio también mejora la calidad de sueño y ten por seguro que te sentirás con más confianza en ti mismo.

  • Optar por suplementos naturales. Varios suplementos promueven la reducción del estrés y la ansiedad, así como de los síntomas que traen consigo, como la irritabilidad y el insomnio. Encontrarás en muchas presentaciones y una gran variedad de productos, en GreeNature contamos con suplementos que coadyuvan a eliminar el insomnio, la ansiedad, irritabilidad, tensión nerviosa, estrés e incluso depresión, todo con ingredientes totalmente naturales.

  • Es una muy buena idea la aromaterapia. Los aceites esenciales o prender una vela aromática pueden ayudar a reducir tu sensación de estrés o ansiedad. Estos son algunos aromas especialmente calmantes: lavanda, rosas, bergamota, flores de naranja, sándalo, flor de azahar.

  • Controlar los niveles de cafeína. No te estamos diciendo que le digas NO a un café, sabemos que es imposible, sólo no te excedas. Una o dos tazas de café al día, son incluso beneficiosas.

  • Pasar tiempo con tus seres queridos. Tener vínculos sociales fuertes puede ayudarte a sobrellevar momentos astresantes y reducir tu riesgo de ansiedad. Disfruta de buenos momentos en compañía de tu familia y tus amistades. No importa si es poco tiempo, lo importante es que lo disfrutes y te ayude a relajarte.

  • Encontrar formas para reír. Puedes darte un “date” contigo mismo y ver tu película cómica favorita y repetirla las veces que consideres necesario. Leer algún relato divertido o incluso ver videos graciosos. La idea es encontrar algo que te arranque unas buenas carcajadas. Descubrirás el poder terapéutico de la risa.

  • Decir que no. Prueba no aceptar más de lo que puedes controlar. Decir no es una forma de controlar tus estresores.

  • Evitar la procrastinación. Prioriza qué necesitas hacer y date tiempo para hacerlo. Llevar un control de tu lista de pendientes puede ayudar a evitar el estrés relacionado con la postergación. Estar organizado te ayudará a sentirte mejor y cumplir con más tareas en tu día. Eso sí, cuidado con pretender hacer todo al mismo tiempo, recuerda que todo lleva un tiempo y no pretendas que el día dure más de 24 horas.

  • Practicar mindfulness. Las prácticas de conciencia plena, son en excelencia prácticas que te fijan en el momento presente.

  • Hacer ejercicios de respiración profunda. La respiración profunda activa la respuesta de la relajación. Puedes aprender a respirar profundamente mediante múltiples métodos.

  • Pasar tiempo con tu mascota. Esta científicamente comprobado que pasar tiempo con tu mascota es una forma relajante y agradable de reducir el estrés. No importa si tu mascota es un perro, un gato, loro o iguana, lo importante es pasar tiempo con ese pequeño ser que te brinda compañía.

No lo olvides, el estrés es natural, forma parte de nuestro sistema de vida, sin embargo, no debes permitir que te domine y menos que comience a afectar tu salud. Practica estas formas de controlarlo y verás las cosas desde una perspectiva mejor.








7 visualizaciones0 comentarios

댓글


bottom of page