top of page

Cuida la salud de tus huesos y articulaciones.

¿Cómo el colágeno, la Vitamina D y el Magnesio te pueden ayudar?


Nuestro sistema óseo, formado por 206 huesos, tiene la principal función de brindarnos soporte y movilidad. Aunque sean ligeros, los huesos son lo bastante resistentes como para soportar todo nuestro peso, protegiéndonos también de lesiones al cerebro, al corazón y a otros órganos. Además, los huesos almacenan minerales tales como el calcio y el fósforo, los cuales nos ayudan a mantenerlos fuertes.

Existen muchas cosas que podemos hacer para mantener los huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.

Si no comemos bien y no hacemos suficiente ejercicio del tipo adecuado, los huesos pueden debilitarse e incluso romperse. Cuando los huesos se rompen (lo que se conoce como fractura) pueden causar mucho dolor y ocasionalmente se requiere cirugía para repararlos. También pueden causar otros problemas de salud por largo tiempo.


¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son la uniónde dos o más huesos. Los hombros, codos, caderas, rodillas y nudillos son articulaciones; la columna también tiene articulaciones.

Pero las articulaciones son más que huesos. Incluyen los tejidos blandos que los rodean, como cartílagos, tendones y ligamentos. El cartílago es el tejido flexible, duro y resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación. Los tendones son bandas resistentes y flexibles que conectan los músculos con los huesos para que pueda mover las articulaciones. Los ligamentos conectan los huesos de la articulación entre sí para mantenerlos estables cuando se mueven.

¿Qué enfermedades pueden afectar las articulaciones y los huesos?

Muchas enfermedades pueden afectar las articulaciones. A menudo, causan dolor en las articulaciones y provocan rigidez, enrojecimiento e hinchazón. La mayoría de ellas son crónicas, es decir, duran mucho tiempo e incluso es posible que algunas nunca desaparezcan por completo. Algunas de las enfermedades que afectan las articulaciones incluyen:

  • Artritis: Puede causar dolor e hinchazón en las articulaciones. La osteoartritis es la más común y con el tiempo, la artritis puede causar graves daños en las articulaciones.

  • Lupus: Esta enfermedad autoinmune afecta a muchas partes del cuerpo y puede causar dolor articular y muscular.

  • Síndrome de Sjögren: Esta enfermedad autoinmune afecta las glándulas que producen humedad en muchas partes del cuerpo. Los síntomas principales son sequedad en los ojos y la boca, pero a menudo también causa dolor en las articulaciones.

En el caso de los huesos, la enfermedad más común es la osteoporosis. Con la osteoporosis los huesos se debilitan y tienen más probabilidad de fracturarse. Las personas con osteoporosis frecuentemente sufren fracturas de los huesos de las muñecas, la columna y la cadera.

Nuestros huesos están vivos. Todos los días, nuestro cuerpo reemplaza las células viejas en el hueso y fabrica hueso nuevo en su lugar. A medida que envejecemos, los huesos se degradan más rápido de lo que los reponemos. Es normal que perdamos algo de hueso en la vejez. Pero, si no tomamos medidas para mantener los huesos sanos, podemos perder demasiado hueso y sufrir de osteoporosis.


¿Qué puedo hacer para cuidar mis articulaciones y tener huesos más sanos?


  • Consume una dieta balanceada y rica en Calcio, Vitamina D y Magnesio. Las buenas fuentes de calcio incluyen productos lácteos bajos en grasa y alimentos y bebidas con calcio agregado. La vitamina D la podemos encontrar en yemas de huevo, pescado de mar, hígado y leche con vitamina D agregada. Las dietas altas en proteínas, calcio o vitamina D incrementarán la necesidad de magnesio.

  • Complementa tu dieta consumiendo Colágeno. El colágeno es la proteína más abundante en tu cuerpo; es el componente principal de los tejidos conectivos que conforman varias partes del cuerpo, incluyendo los tendones, los ligamentos, la piel y los músculos. Desempeña muchas funciones importantes, como proporcionar estructura a la piel y fortalecer los huesos.

  • Haz mucha actividad física. Al igual que los músculos, los huesos se ponen más fuertes con el ejercicio. Los mejores ejercicios para los huesos sanos son los ejercicios de fortalecimiento y en los que sostiene su propio peso, como caminar, subir escaleras, levantar pesas y bailar. Trata de hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día.

  • Lleva un estilo de vida saludable. Trata de no fumar, y si decides tomar alcohol, no lo hagas en exceso. Lleva una dieta adecuada y toma agua.

  • Habla con tu médico sobre la salud de tus huesos. Repasa los factores de riesgo con el médico y pregunta si debes hacerte una prueba de la densidad ósea. Si es necesario, el médico puede mandarte medicamentos para ayudar a prevenir la pérdida de los huesos y reducir su probabilidad de tener fracturas.

  • Evita las caídas. Las caídas pueden causar la fractura de un hueso, especialmente si se tiene osteoporosis. Sin embargo, la mayoría de las caídas se pueden prevenir. Revisa en tu hogar y acomoda objetos de peligro como las alfombras arrugadas o sueltas y arregla la mala iluminación. Un examen de la vista es una buena iniciativa, también mejorar el equilibrio y fuerza caminando todos los días y tomando clases de Tai Chi, yoga o baile.

  • Suplementos. Hoy en día, existen suplementos alimenticios en forma de tabletas, cápsulas y otros, que pueden ayudarte a aportar vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas para tu salud. Tomar suplementos de colágeno, vitamina D y Magnesio, es un excelente apoyo para mantener tus huesos y articulaciones saludables.



3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page